EQUIPO

Nuestro trabajo está basado en dos pilares que creemos fundamentales para el desarrollo del niño/a.

El primero es la motivación. No podemos dejar que vivan con la cabeza bajada. Sea lo que sea, hagan lo que hagan, deben ser conscientes de que están creciendo, mejorando, progresando y, por supuesto, aprendiendo.

Y nuestro segundo pilar es el afecto. Entendemos que el cariño es la principal herramienta que todo docente debe utilizar. Por ello intentamos que se sientan como en casa, que entiendan que a Cloy se viene a trabajar y a disfrutar.

Ruth Cebrián Banacloy

 

Licenciatura en Pedagogía.

Máster en rendimiento, abandono y fracaso escolar.

Tras años de experiencia en el ámbito particular y colaboración con diferentes centros, al finalizar el máster en rendimiento, abandono y fracaso escolar sentí la necesidad de crear un espacio educativo en el que las familias y menores se sintieran acompañados, por ello en 2017 nació Cloy. Con el paso de los años, la necesidad de ampliar el gabinete se hacía palpable y dos años después, en 2019 incluimos los servicios a psicología y refuerzo educativo.

Creo en la educación donde los educandos puedan disfrutar de un aprendizaje activo y vivencial, donde las familias ejercen de unión entre la escuela y nuestro centro y donde el trato es familiar y cercano.

 Tal vez algunos de los rasgos que me caracterizan como profesional son: la empatía, energía e implicación.

Disfruto de mi trabajo cuando los menores se sienten cómodos y confiados porque saben que la etiqueta o el prejuicio no tienen cabida y desde ese aprendizaje potencian sus habilidades y superan sus dificultades.

Sandra Cortés Tárraga

 

Grado en Psicología.
Máster en Psicología General Sanitaria.

Soy Psicóloga Sanitaria, habilitada para realizar evaluaciones, diagnósticos e intervenciones en psicología.

Mientras estudiaba Psicología me dedicaba a hacer voluntariados. Uno de ellos fue una asociación de familias con hijos/as con autismo y ahí descubrí mi pasión por la psicología infantil, adolescente y familia. Durante unos años me dediqué a la psicología por cuenta propia y conseguí trabajar con menores y familias en un área de Servicios Sociales. Buscando un mayor desarrollo profesional y tras realizar el máster necesario para dedicarme al área clínica, aposté por unirme a esta familia como es Cloy, al mismo tiempo que trabajo con jóvenes y adolescentes en programas públicos de Garantía Juvenil.

Mis puntos fuertes son la implicación, confiabilidad y cariño en cada familia. Mi principal objetivo es que los menores se sientan escuchados y lo pasen mientras reciben ayuda, así como aportar calma y asesoramiento a las familias. Mi frase favorita es cuando dicen sorprendidos: ¡¿Ya ha pasado una hora?!

Alberto Prieto Odena

 

Pedagogo enfocado hacia el refuerzo educativo basado en el método.

Creo que el éxito de un profesor no reside en las notas de sus alumnos sino en los conocimientos que pueda transmitir a éstos. Por esa razón doy tanta importancia a la base. Al final un alumno es una obra que, sin unos adecuados cimientos, nunca podrá ser arte.

Entre mis puntos fuertes destacaría el dinamismo de mis clases. Creo que ahí reside la clave para que los alumnos no sientan que están de nuevo en el colegio. Pasan ya suficientes horas sentados en un pupitre como para añadirles otra más. Muchos me dicen que se les pasa el tiempo volando y lo que no saben es que han conseguido disfrutar mientras aprenden. Aquí venimos a reír, a hablar y a disfrutar mientras aprendemos. Porque, si no haces a un niño reír, no pretendas que aprenda a vivir.